22.2°C
Nublado

Vistazo a la cultura

El pueblo canario por su carácter insular ha mantenido unas tradiciones y costumbres propias que perduran a través de los siglos y que han forjado una cultura muy peculiar. En todos los pueblos del municipio de Tías se pueden hallar rastros de su pasado ligado a la tierra y al mar, a los interminables días de trabajo y a la lucha continua del hombre por subsistir en un entorno árido y complejo de escasos recursos naturales. Estas dificultades han modulado también su carácter que está marcado por una gran convicción religiosa y una fe inquebrantable que está patente en sus templos, festividades religiosas, en su folclore y en sus particulares mitos y leyendas.

Bola Canaria

Bola Canaria. Imagen de tibiabin.es Juego de lanzamiento de precisión que pertenece a la familia de las bochas y tiene un reglamento similar a la petanca. Se juega sobre un rectángulo de arena acotado, que tradicionalmente solía estar junto a bares y cantinas. Podrá ver numerosos en la isla: junto al mar y en las plazas de los pueblos. Si desea ver cómo se practica, acuda al Varadero. Allí los lugareños se reúnen casi a diario para demostrar su destreza y arte en reñidas partidas que se prolongan hasta la noche.

Lucha Canaria

Lucha CanariaLa lucha canaria es el deporte vernáculo canario y se practica en las ocho islas desde el siglo XV. Las reglas son sencillas: dos rivales se enfrentan sobre una superficie circular de arena, con el único propósito de derribar al otro; siempre usando la habilidad y el ingenio más que la fuerza bruta. Destaca la belleza de su técnica (‘mañas’) y la nobleza de su espíritu. A los mejores deportistas se les denomina ‘pollos’.

Artesanía

Artesanía en Lanzarote © Copyrights Christophe Hissette Lo que antiguamente consistía en diseñar elementos para las faenas domésticas ha adquirido con el paso del tiempo valor de artesanía tradicional. Nos referimos a la elaboración de manteles o de textiles decorativos bordados y calados; a los capazos tejidos con hoja de palma para conservar los alimentos frescos, o a la elaboración de vasijas para la cocina. Tías cuenta hoy con varios constructores de instrumentos de cuerda, lutiers que diseñan y construyen timples, mandolinas, oboes y guitarras con una técnica meticulosa, matemática y muy apreciada. Tías es también tierra de tejedores, fabricantes de fajines, chales, mochilas de romería y trajes tradicionales, urdidos en el telar. Hoy usan algodón, lana de oveja, lino y telas sintéticas. Antiguamente, utilizaban lana de camello. También existe un buen número de trabajadores dedicados a la artesanía creativa contemporánea.

Gastronomía

GastronomíaLa cocina lanzaroteña, aunque de carácter sencillo ha sabido aglutinar una variedad de platos combinando los productos que las escasas lluvias o el mar aportaban. La base de la cocina de la isla son las papas, batatas, carnes (cochino, cabra, conejo y gallina), legumbres (lentejas, arbejas, judías, garbanzos y chícharos), hortalizas en temporada y pescados que transformados en potajes, sancocho, pucheros y caldos (de papas con fideos, de millo, de pescado, etc) Pero el mojo es, sin duda, lo más popular y conocido de nuestra gastronomía. Esta salsa elaborada de diversas formas y sabores es imprescindible en el sancocho y es el complemento de otros platos.

Folclore

Timple Canario · absolutcanarias.com Aunque la palabra folklore define al conjunto de tradiciones, leyendas, creencias, costumbres y proverbios populares en esta ocasión haremos hincapié en el aspecto musical. Algunos especialistas afirman que el folclore musical de las islas es el fruto de la mezcla entre la música percusionista aborigen, los sonidos peninsulares, llegados con la conquista y colonización, y la posterior aportación de los acordes caribeños traídos por los emigrantes canarios. El rico y variado folclore musical de Canarias es el fruto de esa primera mezcla de culturas, a la que habrá que añadir las influencias generadas por los comerciantes genoveses, judíos, flamencos y británicos, y además, el flujo humano entre Canarias y América. Durante los siglos XIX y XX, se hace sentir en las islas la influencia de lugares tan dispares como Centroeuropa y Latinoamérica. De esta época son los valses, poleas, mazurcas o berlinas, los cuales tenían un soporte instrumental de cuerdas (guitarra, timple, laúd o violines, entre otros) y que hoy son parte de la tradición musical. De Latinoamérica arribaron las habaneras, las décimas, los puntos cubanos, los boleros, etc. que con el tiempo se fusionaron con algunos de los ya conocidos, y pasaron a formar parte de nuestra cultura.

Pin It on Pinterest

Share This